4 julio, 2020

LA IMPORTANCIA Y LOS BENEFICIOS DE REEMPLAZAR TU KIT DE DISTRIBUCIÓN

Contenido patrocinado por GMB Norteamérica.

Hay cientos de componentes involucrados en el funcionamiento de un vehículo; sin embargo, algunos de los más importantes se encuentran dentro de lo que nombramos Kit de distribución, el cuál se conforma por un conjunto de elementos que están íntimamente relacionados entre sí, dichos componentes son: La Banda de distribución, Tensores, Poleas y la Bomba de Agua. El kit de distribución permite el funcionamiento de varias partes de tu carro, incluyendo el motor, alternador, aire acondicionado y la bomba de dirección hidráulica. Es denominado por muchos expertos como «el alma de un vehículo», ya que es el encargado de que todos los procesos engranen y funcionen de manera adecuada.

¿Cuáles son sus funciones?

  • Sincronizar que todos los tiempos del motor se encuentren en funcionamiento.
  • Hacer que la válvula de transmisión de escape cumpla con el proceso de apertura y cierre.
  • Encendido del motor
  • Activar la Banda o cadena encargada de garantizar el permanente movimiento que se produce entre la válvula y los pistones.

¿Como afecta un Kit de distribución en mal estado a tu vehículo?

  • Problemas en el encendido de tu automóvil
  • Si los Tensores y las Poleas se encuentran desgastadas, estas afectan la tensión de la Banda de distribución, lo que puede provocar en muchos casos fallas en el motor debido a la desincronización de los tiempos del motor.
  • Cuando la Bomba de Agua se oxida, esta comienza a tener fugas de anticongelante y desvía la grasa del eje del rodamiento, lo cuál crea averías costosas al automóvil.

¿Cuándo es el momento recomendado para reemplazar el Kit de distribución?

Para que confirmes el intervalo recomendado de tu vehículo para reemplazar el kit de distribución, puedes checar el manual de tu automóvil.

Debido a que este conjunto de componentes se encuentran relacionados de manera directa unos con otros, es recomendable sustituir la Banda de distribución, las Poleas, Tensores y la Bomba de Agua. En vehículos más viejos, el periodo de tiempo estándar para reemplazar el kit de distribución es alrededor de cada 96,000 kilómetros. Mientras la tecnología avanza, ¡muchos fabricantes de vehículos recomiendan intervalos de 160,000 kilómetros!

Reemplazar el kit de distribución proveerá a ti y a tu vehículo de muchos beneficios, incluyendo:

  1. Mejorar la potencia y aceleración.
  2. Incrementa la distancia recorrida por litro de gasolina.
  3. Previene costos de reparación de autopartes.

Desafortunadamente, en la mayoría de los casos, no hay señales obvias de que un kit de distribución está a punto de fallar. Evadir un reemplazo del kit de distribución podría causar fallos en el motor, válvulas rotas o dobladas, daños en el árbol de levas, pistones y en la pared del cilindro. Este tipo de reparaciones pueden sumar grandes sumas de dinero en daños.

Los Kits de distribución con Bomba de Agua GMB están fabricados bajo los más estrictos estándares de OE. Es importante añadir que las Poleas, Tensores y Bomba de Agua son manufacturados por GMB en sus plantas de Japón y Corea, y la banda de distribución de nuestros Kits son manufacturadas por compañías proveedoras de OE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *