1 junio, 2020
Analizador de 4 Gases

Manejo de analizador de cuatro gases para verificación vehicular

A partir de julio del año pasado comenzó una nueva etapa de verificación vehicular para la megalópolis del país (Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala), realizada bajo la Norma Oficial Mexicana de Emergencia (NOM-EM-167-SEMARNAT-2016), que establece límites más estrictos en la emisión de  gases contaminantes para los vehículos y homologa este reglamento para los seis estados.

Este ordenamiento afecta a los usuarios de automóviles que poseen un modelo anterior a 2006, por ser autos que carecen de sistemas de diagnósticos a bordo más conocidos como OBDII y EOBD –siglas en inglés-, por lo que la demanda de los talleres mecánicos se encuentra en aumento por la necesidad de los automovilistas en pasar sin problemas este requisito para circular.

Ante la expectativa de aumento de trabajo en este sentido, habrá amigos mecánicos que no estén muy familiarizados con el analizador de gases para la medición de estos niveles en los carros a gasolina. Aquí les presentamos una breve introducción al funcionamiento de esta importante herramienta de diagnóstico.

Analizador de Gases Bosch

El analizador de gases que describiremos es el Analizador a Cuatro Gases: está equipado con una bomba de vacío, que arrastra los gases de escape a través de una manguera de muestra insertada en el tubo de escape del automóvil y de ahí al analizador de gases, donde una muestra de gas del escape pasa al interior del analizador; una emisión de luz infrarroja es proyectada a través de la muestra de gas de escape.

Diferentes partículas en el gas, evitan que ciertas porciones de la luz emitida puedan alcanzar el receptor opuesto al emisor. De tal forma que los sensores determinan la cantidad de luz remanente y producen una alimentación para el procesador; éste determina la cantidad de los tres gases en el escape, el cuarto gas es medido por un sensor independiente (oxígeno), de aquí su nombre de cuatro gases.

La valoración de una combustión perfecta se determinaría si el resultado de la combustión fuera agua y dióxido de carbono como los elementos resultantes, pero en el ciclo real y combustión real obtenemos un residuo muy diferente.

Los gases a medir son: hidrocarburos (HC), monóxido de carbono (CO), bióxido de carbono (CO2) (dos mediciones) y oxígeno (O2).

Análisis de gases
Diagrama de un análisis de gases

Los hidrocarburos (CH) son gases venenosos sin quemar o son combustible en su estado puro y se miden en partículas por millón (ppm), es decir, que no se ha utilizado. El monóxido de carbono (CO) es un gas venenoso, parcialmente quemado, o sea que es una combustión parcial pues la molécula de combustible no ha sido quemada completamente.

En cuanto al bióxido de carbono (CO2), se detecta como un porcentaje del gas en medición. Para valuar el otro bióxido de carbono (CO2), que es combustible completamente quemado, se pone atención en el resultante que es inofensivo de la combustión completa y éste es medido como un porcentaje del volumen de gas. Y finalmente el oxígeno (O2) es simplemente eso, oxígeno, pero es importante saber su cantidad porque el oxígeno es consumido por la combustión no puede ocurrir sin él, el contenido de O2 después de una combustión es lo importante (si es que sobra algo).  El oxígeno también es medido como porcentaje del volumen del gas en medición; pero éste no es medido por la luz infrarroja, sino que es medido por un sensor de oxígeno similar a el que se encuentra en los automóviles.

Recomendaciones para realizar bien la labor de medición: estar seguro de que la sonda de prueba se encuentre bien insertada y lo más introducida posible dentro del tubo de escape; usar la función del medidor para detectar fugas.

Por último, usted deberá tratar de conectar la sonda de escape a un punto de prueba (suplido por muchos fabricantes).  Este punto de prueba está conectado a el sistema de escape antes del convertidor catalítico.  Si el auto no lo tuviera, instale una conexión especial o accesorio disponible en el mercado; o apague el vehículo y permita que el convertidor se enfríe.  Vuelva a encender el motor pero solo opérelo en marcha ralentí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *